Blogging tips

miércoles, 25 de junio de 2014

CAMISETA ESTAMPADA CON PLASTIDECOR

Después de ver las camisetas tan bonitas que estaba añadiendo mi amiga Ana del blog MADRES HIPERACTIVAS en las últimas semanas con la técnica del estampado en plastidecor, no pude resistirme a probar la técnica. 
Además de pasar una tarde entretenida con mi hijo, es una de esas manualidades sencillas y gratificantes porque los niños quedan sorprendidos y encantados del resultado y pueden lucirlo orgullosos de haber participado y llevar algo ÚNICO.


Necesitaremos:
-Una camiseta básica
-Sacapuntas y restos de plastidecor para hacer virutas, estrujando luego los montoncitos para conseguir un resultado más fino
-El dibujo que queramos colocar en la camiseta lo imprimimos y recortamos pensando primero si queremos rellenar el interior del mismo (recortamos las siluetas y colocamos el folio sobre la camiseta) o al revés, como en este caso que hicimos un negativo de las letras y notas musicales recortándolas y colocando las propias letras sobre la camiseta para colorear alrededor.
Yo hice las letras sobre un folio pero, como explica Ana, es mejor imprimir el dibujo en papel de congelar porque tiene una parte encerada y si la planchamos sobre la camiseta se adhiere y aseguramos que el dibujo no se nos mueva durante el procedimiento (el dibujo lo imprimiríamos sobre el lado no encerado). Con el folio también vale pero incluso extremando el cuidado, algunas virutas se cuelan y queda más difuminado.
-Papel de horno
-Plancha

El procedimiento es muy sencillo:
Lo primero, como veis, un niño trabajador que saca punta a los plastidecores y va haciendo montoncitos de cada color sobre servilletas para después estrujarlos.
Imprimimos o rotulamos el dibujo que queremos plasmar y lo recortamos. En este caso era su nombre, con marca registrada, ¡OJO!, y unas notas musicales porque tenemos muchas cosas buenas que celebrar por estas fechas de fin de curso.
Después de pensar el acabado que queríamos, en este primer ensayo ganó la opción multicolor rodeando el contorno.
Estiramos la camiseta sobre una superficie dura y la fijamos con celo en los lados para que no se mueva.
Colocamos un papel entre la parte delantera y la espalda de la camiseta para que no se manche con el color que pueda traspasar en el proceso.
Montamos las letras y notas sobre la camiseta donde queremos que queden en el diseño final.
Con cuidado vamos distribuyendo las virutas de color a gusto. No hace falta poner demasiadas porque quedarán pegotes. Con el calor se desparraman y pintan más espacio del que inicialmente vemos cubierto.
Cubrimos por encima con papel de horno.
Planchamos unos minutos sin vapor y la magia comienza a producirse, las virutas se derriten y el dibujo se va estampando en la camiseta.
Una vez finalizado el proceso, retiramos el papel de horno y los patrones con los dibujos, quedando el estampado que necesitará terminar de secar y listo.
Si vemos que nos hemos pasado de virutas de plastidecor y nos quedan pegotes, lo podemos solucionar planchando varias veces con un trapo encima o con más papel limpio que va absorbiendo los excesos.
La pregunta habitual: se puede lavar en agua fría y planchar siempre con cuidado de poner un papel o paño encima.
¿Fácil verdad?
Y tan encantado que ya me ha dibujado el diseño para la siguiente...